La edad del rock and roll

Mensajes en la pared

Cuando seamos grandes

Mensajes en la pared

Pieza para dos actores

Libro 11

La edad del rock and roll

Colección Narrativa. Ediciones Carena, 2015. Barcelona, España.

Nos estamos colando al concierto sin entradas...


En Río de Janeiro, y con un grupo de amigos amantes del rock que corren para unirse a una estampida. Así comienza esta novela llena de secretos, claves y misterios que nos obligará a irrumpir no sólo en las vidas de sus personajes, sino también en las nuestras, con el fin de resolver los enigmas de una época tan alucinante, descabellada y peligrosa que llamamos La edad del rock and roll.

Atravesando el infierno que conecta la infancia con la adolescencia, regresamos a la felicidad contagiosa de la música y también a los inicios del narcotráfico a escala global, al adictivo descubrimiento del poder, al acoso escolar que sudamos en secreto sin saber que algún día tendría nombre, a la amistad como deporte de competición, al amor como misterio, a la conmoción de las primeras lecturas y, finalmente, a la familia como un ejército enemigo que hoy condiciona las percepciones que tenemos sobre los demás.

Víctor Vegas nos suelta en medio de esta estampida -y fantasía- de ser parte de algo, lo que sea, pero que abarca a muchos y que le da sentido a nuestras vidas. Nos presenta una narración coral y al tiempo individual: como si lo que han vivido muchos lo sobreviviera uno solo. Si este grupo de amigos salen con vida, será tal vez por aquellos acordes tristes, ruidosos e indescifrables que conformaron la banda sonora de nuestra (in)experiencia.

Texto de la contraportada
                                                  
                                                                                          ***

Son muchos los temas que se abordan en la novela "La edad del rock and roll", de Víctor Vegas, historias que van tejiéndose y enredándose unas con otras, pero hay uno por excelencia, es la Pasión. Una pasión con mayúscula que muestran los personajes que pretenden hacer de esa pasión un modo de vida, o más bien, vivir de otra forma a como marcan las realidades que, por una u otra razón, tienen asignadas y ellos tratan de romper esas fronteras.

Fragmento de reseña publicada en Irreverentes.org
                                                  
                                                                                          ***

Además, está aderezada con una magnífica banda sonora, porque la música forma parte importante de la novela. Tiene algo de road movie ya que es también la historia de un viaje. No tan solo geográfico, sino interior, en el cual sus protagonistas cruzan esa difícil frontera situada entre el final de la niñez y el duro comienzo de la adolescencia. Ese viaje en que te das cuenta de que no hay marcha atrás, de que no puedes dejar de hacerte mayor. Miras por el retrovisor y ves alejarse la infancia sabiendo que no hay un cambio de sentido que te permita regresar. Y eso es una putada para una persona de 14 o 15 años.

Fragmento de reseña publicada en Tercera Información
                                                  
                                                                                          ***

Es virtud de esta novela contar relatos que parecen el oxígeno y la memoria que mantienen de pie (y andando) a los personajes. El narrador, como Sherezade, relata historias antes de que el reloj del tiempo implosione cada etapa de la existencia. Sería simplista clasificar la novela de Víctor Vegas. Fernando, El Chino y Gustavo son sólo algunos de los nombres que saltan por las piezas de este puzzle literario. La obra es un homenaje a Julio Cortázar, por algo, de niño, uno de los protagonistas asume a Johnny Carter como el alter ego que le soluciona todos su males. No obstante, "La edad del rock and roll" es una novela de viaje. Esta obra, como tantos clásicos que relacionaron la ruta con la vida, plantea la dinámica del recorrido. A diferencia de Ulises, en "La Odisea" de Homero, los héroes de "La edad del rock and roll" no regresan a casa. Su andar será sin posibilidad de vuelta, carrera a carrera, directo a la apoteosis de sentirse vivos (más allá de la mismísima muerte) en un estado llamado rock and roll.

Fragmento de reseña publicada en Tercera Información

Leer los primeros capítulos

Haga clic aquí para comprar